El curso de Arreglos y adaptaciones de prendas y artículos en textil y piel, organizado por ADECA, ya tiene a la mitad de sus alumnos contratados 

Para el presidente de la Asociación de Empresarios de Campollano, Santos Prieto, “es un éxito que más del 50% de los alumnos del Taller Arreglos y adaptaciones de prendas y artículos en textil y piel’ vayan a encontrar un puesto de trabajo cualificado gracias a la formación impulsada por ADECAAñadiendo que, esto demuestra que merece la pena apostar por la formación de calidad, orientada a las demandas de los empresarios y ofrecer salidas a personas que están tratando de reenfocar su carrera profesional”.  

Además, Santos Prieto ha destacado la “gran labor desarrollada por el departamento de formación, así como por el profesorado ya que los alumnos pertenecen en su totalidad a colectivos en riesgo de exclusión social, por lo que la satisfacción es doble”.  

Por su parte, el responsable de Formación de ADECA, Miguel Ángel Garrido, ha señalado que “estamos muy satisfechos por haber conseguido un índice de contratación tan positivo en este curso“. Añadiendo que “no dudamos de que nuestros alumnos demostrarán todo lo aprendido y supondrán un valor añadido para la empresa en la que se incorporen”.  

La Asociación de Empresarios de Campollano, a través de su departamento de formación, ha impulsado la contratación de los alumnos gracias a una oferta muy interesante para las empresas del sector. 

Compromiso social y formativo 

El curso, que se ha llevado a cabo en las instalaciones de ADECA, cuenta con un total de 14 alumnos. Se trata de un grupo heterogéneo formado por miembros pertenecientes a colectivos vulnerables a la exclusión social, además, rompe con los estereotipos establecidos y cuenta con dos aprendices de modisto entre sus integrantes.  

ADECA ha puesto a disposición de los alumnos todo el material necesario para su formación, desde máquinas de coser hasta la tela para la creación de sus propios diseños. “Hemos aprendido mucho y hemos diseñado nuestros propios modelos de fiesta y de calle”, ha comentado una de las alumnas del curso.  

Los alumnos han obtenido una preparación sólida para desempeñar diferentes puestos entre ellos: costureros a mano o con máquina doméstica; zurcidores a mano; modistos de arreglos y composturas; operarios de confección y operarios de modistería.  “Sin lugar a dudas, esta iniciativa les permitirá demostrar los conocimientos adquiridos y publicitar su trabajo en el mundo laboral“, ha afirmado Santos Prieto.